¡Lo más vendido!

Fabricantes

Productos más vistos

ALBOFOL L Ver más grande

ABOFOL L

11307

Se trata de un exclusivo nutriente especial para aplicación foliar y fertirrigación. El mismo posee aminoácidos y oligoelementos, lo cual hace que se estimule el crecimiento.

 

PRESENTACIÓN: se presenta en un saco de 5 kilos.

Más detalles

45,08 €

Más

Se trata de un exclusivo nutriente especial para aplicación foliar y fertirrigación. El mismo posee aminoácidos y oligoelementos, lo cual hace que se estimule el crecimiento.

 

Este artículo es un espléndido abono que posee aminoácidos NPK (Mg) 24-16-12 (3), Boro (B), Cobre (Cu), Manganeso (Mn), y Zinc (Zn), ideales para aplicación foliar y fertirrigación.

Contenido en aminoácidos libres (aminograma): lisina (2%).

AA 2% + NITRÓGENO 24% + FÓSFORO 16% + POTASIO 12%. CrS » Equilibrio 1-0,66-0,5. Composición: N total 24% (N ureico 16%, N nítrico 3,6%, N amoniacal 4,4%); fósforo 16%; potasio 12%; magnesio 1,4%; boro 0,04%; cobre 0,08%; manganeso 0,08%; molibdeno 0,001%; zinc 0,08%; vitamina B1 0,006%. Agente quelante EDTA-Na2 para ambos microelementos. Intervalo de estabilidad de pH 4,5-6,5.

 

Este abono foliar se caracteriza por su elevada riqueza en elementos minerales, lo cual viabiliza un buen control preventivo de posibles estados carenciales.

 

Se debe aplicar en pre y postfloración, siempre en momentos de máximo crecimiento y desarrollo del cultivo y también en la recuperación de cultivos que hubieran sufrido los efectos negativos de plagas, enfermedades o condiciones meteorológicas adversas.

 

RECOMENDACIONES DE USO:

Dosis recomendada: 00 a 300 gr/Hl de agua, equivalente a 1 o 3 Kg por Ha, en base al desarrollo y densidad del cultivo.

TIPO DE APLICACIÓN:

Nutriente para aplicación fertirrigación y foliar.

OBSERVACIONES:

CÍTRICOS:

Se recomienda para estimular el desarrollo del árbol realizar un buen "amarre" de la fruta, lo cual dará una mejor calidad  y conservación de la fruta. Es importante otorgar un tratamiento cuando se inicia el brote de las yemas, otro después del cuajado y también durante el ciclo vegetativo, entre 2 y 3 tratamientos.

PATATA:

Es importante comenzar el tratamiento cuando las matas tengan 10 centímetros de desarrollo. Habrá que repetir las aplicaciones cada 15 días durante dos meses.

MAIZ:

Realice dos aplicaciones con 15 días de intervalo entre ellas: la primera cuando el maíz tenga entre 15 y 20 centímetros de altura.

FRUTALES:

Se recomienda para asegurar una floración y cuajado suficientes, un calibre correcto y una disminución de la vecería. Para ello, utilice ABOFOL-L cada 15 días. El primer tratamiento deberá hacerse cuando ya hayan abierto entre el 30 y 40% de las flores, realizando de 3 a 4 aplicaciones según el desarrollo de la vegetación.

OLIVO: 

Para la primera aplicación: con los tratamientos de cobre en primavera (marzo-abril).

Segunda aplicación: después de la floración con el fruto cuajado, aprovechando el tratamiento de Prays de tercera generación.

Asimismo, para olivar de verdeo se aconseja realizar un tratamiento adicional en el endurecimiento del hueso, lo cual puede coincidir con los tratamientos de la mosca.

HORTÍCOLAS:

Para las hortícolas trátelas cada 20 días, desde que el cultivo se encuentre en un estado de 3 a 5 hojas.

VIÑA:

Para atenuar el impacto y las consecuencias de los golpes de sol y obtener una vendimia precoz, de mejor calidad y también  mayor cantidad, realice las aplicaciones a partir de la brotación (8-10 centímetros) y además después de la floración.

Cuando hubiera malas condiciones climáticas e incluso después de una helada, resulta conveniente tratar con ABOFOL-L.

REMOLACHA, CEREALES Y LÚPULOS:

Recomendamos realizar el tratamiento cuando aparezcan síntomas de alguna deficiencia. Repetir la aplicación cada 20 días.

PREPARACIÓN DEL CALDO: realice una papilla previa, disolviendo la dosis a utilizar de ABOFOL-L, en una pequeña cantidad de agua. Luego anádala al volumen total de agua y agite enérgicamente.