Tipos de poda

imagen de como podar arboles

Tipos de poda

El objetivo de cualquier agricultor es conseguir que su cultivo ya sea una planta o un árbol crezca fuerte y saludable ya que, de ello dependerá en gran parte la cosecha que se obtendrá. Es por ello, que saber los momentos en los que se debe realizar una buena poda es imprescindible ya que, marcará la diferencia en cuanto a la fortaleza con la que crecerá y se desarrollará debido a la eliminación de ramas dañadas.

Para lo cual, además es importante comprar fertilizantes de calidad para garantizar que el cultivo recibe la cantidad de nutrientes necesarios para un adecuado crecimiento.

imagen de como podar los arboles

QUE ES LA PODA DE ARBOLES

Antes de comenzar a conocer cuáles son las técnicas, las herramientas y el momento más adecuado para realizar la poda del árbol hay que saber que este proceso consiste en la eliminación de ramas o brotes que nacen en el cultivo constantemente, por lo que, es un cuidado que debe hacerse de forma muy asidua.

El cual es de gran importancia ya que, en muchas ocasiones como en la poda del olivo el crecimiento del fruto dependerá de si este proceso se realiza adecuadamente. Es cierto, que dependiendo del tipo de árbol la forma de podar varía, sin embargo, existen determinados conceptos básicos que te orientarán sobre los tipos de poda.

En lo que al momento de poda más idóneo se refiere suele ser en la época invernal, pero en sus últimas semanas cuando ya han pasado los fríos más intensos. Lo cual es así ya que, durante el invierno el cultivo se encuentra como en un estado de reposo lo que le hace superar mejor el estrés al que son sometidas por los cortes realizados en el momento de la poda. Además, la pérdida de savia en este caso será menor.

imagen de como podar un árbol

CUANTOS TIPOS DE PODA EXISTEN

Por su parte, en cuanto a los tipos de poda que se pueden realizar dependen en gran medida del momento de desarrollo en el que se encuentre el árbol. Así existen la poda de formación, la de fructificación y la de rejuvenecimiento.

En el caso de la poda de formación, como su nombre indica se realiza en los primeros años de crecimiento del árbol, más concretamente en los cuatros primeros. Se realizan los cortes con objetivo de guiar a la planta joven para que forme una buena estructura que será la que mantenga durante su vida.

La poda de fructificación se realiza para mejorar el desarrollo y crecimiento de las yemas de flor, y por ello, se realiza justamente en los momentos anteriores a que el árbol comience a producir. De esta manera, se pretende eliminar cualquier rama o brote que haga que el fruto del árbol no se desarrolle plenamente.

Finalmente, en cuanto a la poda de rejuvenecimiento se realiza principalmente para eliminar las ramas viejas o enfermas, chupones y así permitir que crezcan nuevas ramas de fructificación. El momento de realizar dicha poda es tras la cosecha ya que, después de su recogida será cuando las nuevas ramas podrán comenzar a crecer y desarrollarse hasta la próxima.

En este tipo de poda es también cuando se puede aprovechar para cortar ramas para limitar la altura y espacio que ocupe la copa del árbol, con el objetivo de redirigir las ramas guía.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *