PRODUCTOS PARA SIEMBRA DE CULTIVOS DE HUERTA

Mascampo pone a disposición del cliente diferentes productos preparados y acondicionados para la siembra. Entre los principales productos de origen vegetal de nuestra web puedes encontrar variedades de patata, tomates y setas. Sin embargo, podemos ofrecer mucho más. Puedes ponerte en contacto con nosotros si estás buscando cualquier tipo de sementera. Ya sea un pequeño agricultor cuya finalidad es el autoconsumo o un profesional del cultivo, podemos hacerte llegar lo que necesites.

SIEMBRA Hay 5 productos.

Subcategorías

  • SETAS

    Cultivo de setas y boletus en jardín, huerto o patio. El campo en casa.

  • PATATAS PARA SIEMBRA

    Patatas de diferentes variedades para siembra en labor

Mostrando 1 - 5 de 5 items
Mostrando 1 - 5 de 5 items

Información:

A continuación vamos a detallar el cultivo de algunos de las frutas, verduras y plantas aromáticas más comúnmente utilizadas para la siembra. No pretendemos ser una guía exacta de cultivo, sino más bien dar alguna orientación inicial para que el cliente tenga la suficiente información para iniciarse en el cultivo de ellas.

Tomate: El alto porcentaje de consumo de tomate podía hacerlo ocupar un alto puesto en el ranking de los productos más cultivados en casa. Sin embargo, la planta necesita de ciertos cuidados como establecimiento de tutores y la poda, que dificultan la labor de cultivo. Aunque sus principales enemigos son la araña roja y el oídio, en nuestra web vas a encontrar una amplia gama de productos para combatirlos fácil y efectivamente.  Su época de siembra transcurre entre marzo y mayo y es importante tener en cuenta que requiere de un riego regular y abonado para enriquecer la tierra con los nutrientes esenciales para su desarrollo vegetativo. Marmande raf, corazón de buey, Montserrat o cherry son sólo algunas variedades dentro de la amplia gama de tomates que consumimos.

Espárragos: Verdes o blancos dependiendo de la cantidad de luz que reciben, se han convertido en una de los productos estrella de una dieta mediterránea sana. No requieren mucha cantidad de agua, sobre todo al principio y a ser posible por goteo. La planta suele producir fruto durante unos 10 años y suele tardar aproximadamente 3 en producir su primera cosecha. Sin embargo, es posible coger dos cosechas en cada año.

Fresa: Su delicioso sabor  hace de la fresa un fruto siempre apetecible sobre todo a los pequeños de la casa. Además, su cultivo resulta decorativo lo que la hacen un cultivo ideal para jardines pequeños o gran cultivo. Se siembra entre mayo y junio y recogeremos su fruto entre abril, mayo y junio del año siguiente. Cómo cualquier planta necesita una cantidad de agua adecuada y la incorporación de nutrientes al sustrato. Si se recogen en las primeras horas de la mañana, conservarán todo su aroma y sabor intacto.

Albahaca, tomillo y otras hierbas aromáticas: Romero, eneldo, perejil, menta o hierbabuena orégano, etc. Son muchas las plantas que tradicionalmente utilizamos en cocina para aderezar y realzar el sabor de nuestros platos. La dieta mediterránea es tan variada y rica que ofrece infinidad de posibilidades de aliños extraordinarios. En general son muy fáciles de cultivar y aunque la época de siembra varia de unos otros, es muy enriquecedor para nuestra cocina disponer en casa de algunas de los aromas que dan sabor inigualable a los platos más tradicionales. Prueba a sembrar tus aromas preferido, resultan además un precioso entorno decorativo que desprende un olor cautivador.

Berenjena: No es un cultivo difícil pero sí requiere de algunos cuidados imprescindibles. Por ejemplo, necesita su espacio ya que, es una planta que crece rápido y bastante demandando agua en abundancia y los nutrientes específicos que requiere la planta. Otra exigencia ineludible es la cantidad de sol. Se trata de un cultivo que requiere exposición solar y que se puede plantar entre enero y mayo pero siempre que se tenga especial cuidado en que la semilla no se hiele. Procura protegerla para disfrutar de un vegetal sabroso y saludable. Sólo queda elegir cuál es tu variedad favorita, listada, larga y morada, redonda……..

Calabacín: Como el anterior necesita mucho espacio, quizá aún más que la berenjena ya que para su adecuada polinización necesitarás plantar al menos dos. Abundante agua, sustrato bien nutrido y mucho sol son otras de las demandas de esta planta. Su fruto suele ser muy abundante y rico así que, no puede faltar en el huerto. Planta entre abril y junio y recoge durante el verano y otoño, hasta que consuma sus nutrientes.

Algunas otras ideas para completar tu huerto que te ayudarán a cuidar tu alimentación son: zanahorias, brócoli, remolacha, judías, espinacas, habas, calabaza, acelgas, guisantes, alcachofa, pepino, maíz, apio, rábano, berro, puerro, cebolla, pimiento, patatas, setas, melón, sandía, lechugas…………….

Una vez cogido el truco no querrás consumir otros productos. Su sabor inigualable y su cuidado, un entretenimiento relajante y extremadamente satisfactorio en la recolección.