CORRECTORES

Prevención de carencias en la nutrición de los árboles y plantas, corregir a tiempo.

Los correctores de carencias son sustancias compuestas por microelementos, normalmente más de uno que se complementan entre ellos, cuyo cometido es solucionar o prevenir la escasez, bloqueo o deficiencia de alguno de de estos elementos que provoca en la planta un desarrollo inadecuado o no deseado. Con el aporte controlado de las sustancias demandadas por la planta, nos aseguramos cada uno de los 12 elementos esenciales es absorbido  en su proporción idónea y en el momento adecuado.

CORRECTORES  Hay 13 productos.

por página
Mostrando 1 - 12 de 13 items
Mostrando 1 - 12 de 13 items

Información:

Conocemos que los macronutrientes que una planta necesita para su nutrición son absorbidos por esta en grandes cantidades. Sin embargo, los micronutrientes se requieren en una proporción muy pequeña respecto a los anteriores. No obstante, los dos son no sólo necesarios sino imprescindibles para el correcto desarrollo vegetativo del cultivo.

Repasamos brevemente cuales son estos elementos para posteriormente entrar en detalle de su comportamiento como correctores de carencias.

-. Macroelementos:  N - K – Ca - P - Mg - S.

-. Microelementos: Fe – Cu – Mn – Cl - Mo- B.

En principio, en mayor o menor medida, todos estos elementos imprescindibles para el desarrollo vegetativo, se encuentran de forma natural formando parte del suelo en el que se desarrolla la vegetación. Sin embargo, en la práctica nos encontramos que los suelos sufren escasez e incluso carencia absoluta de alguno de los elementos antes enumerados. Se trata de encontrar  cuales son las características del terreno y cuáles son las deficiencias a solucionar, para que con la adecuada dosis de correctores de las carencias identificadas, podamos  aportar artificialmente los componentes primordiales para el crecimiento y floración de la planta.  

Para llegar a conclusiones acertadas hay que realizar un minucioso trabajo de observación de la planta a lo largo de desarrollo. Son muchos los factores que nos dicen en qué situación nutricional se encuentra nuestra cosecha, el color y forma de la hoja, el tiempo de crecimiento,  la correcta floración, el desarrollo del fruto…….Esta tarea llevada a cabo por diferentes marcas comerciales, pone a nuestra disposición valiosos conocimientos sobre las carencias de nutrientes de las plantas y cómo solucionarlas. Desde MasCampo te ofrecemos esta información y te animamos a que te pongas en contacto con nosotros para resolver posibles dudas. Nuestros profesionales estarán encantados de poder ayudarte.

Los motivos por los cuales se producen las carencias pueden ser:

-. Escasez de los elementos esenciales en el suelo, solemos decir que se trata de un suelo pobre aunque las distintas especies vegetales requieren distintos aportes de sustancias nutrientes.

-. Un pH inadecuado alto o bajo provoca que los elementos esenciales se mantengan insolubles en el agua y por lo tanto no disponible para las raíces, manifestando una carencia de estos en los cultivos que no pueden absorberlos. La solubilidad de los nutrientes esta decisivamente influida por el pH. De hecho, los terrenos con pH alto suelen manifestar en sus cosechas la escasez de hierro ya que un pH alto provoca que este elemento no esté disuelto en el agua.

-. Existencia de otros  elementos antagonistas que bloquean la absorción de nutrientes.

Su correcta utilización permite que sean incorporados el agua de riego, incorporados al suelo con efecto más lento pero prolongado, o pulverizados que es como se consigue una mayor eficacia en la rapidez.        

Lo apropiado es aplicar correctores de carencia en casos de suelos en los que en cosechas previas se viene observando escasez de algún elemento o en los que se cultivan especies vegetales que necesitan un consumo excesivo de algún nutriente para su desarrollo vegetativo.

Para adecuar el tratamiento a nuestro cultivo es primordial seguir las instrucciones del fabricante del producto que vamos a incorpora al agua, cultivo o suelo. Cada uno de ellos nos proporcionará los mecanismos adecuados para combatir las deficiencias nutricionales de forma eficiente.
En el mercado tenemos a nuestra disposición una amplia gama de productos formulados en función de su composición. La clasificación entre correctores de carencias simples, dobles, triples o múltiples nos da una idea de la cantidad de elementos añadidos a la sustancia final para ayudarnos a optimizar la explotación.

La consulta con un experto que sepa identificar tanto las carencias, como la forma más adecuada de solucionarlas, es una de las premisas imprescindibles para garantizar el éxito. La adecuada utilización de estos productos garantiza la sostenibilidad del medio ambiente y la salud alimentaria, por lo tanto, debemos conocer los requisitos de aplicación en cada momento.